New Students
Application

blog

13Mar

El rincón del friki

Bye bye Xp

Bye bye Xp

Bye bye Xp

 

En poco tiempo Windows Xp dejará de actualizarse. Probablemente para el usuario habitual de Xp no tendrá ningún efecto,  ya que la gran mayoría utiliza una copia ilegal y no está muy acostumbrado a actualizar el SO por miedo a que aparezca el tan odiado mensaje de “Esta versión de Windows no es Original”.

Por mucho que Microsoft avise que es un peligro seguir usando Xp la gente no está muy concienciada de ello. La verdad es que si utilizas el ordenador para disfrute personal, para ver películas o jugar a tus juegos favoritos, no hay un peligro excesivo, ya que el valor de la información que estas poniendo en peligro no es relevante. Sin embargo si utilizas ese ordenador para hacer transacciones por internet, para conectarte con el banco… la cosa cambia. Y sería mucho peor si el ordenador perteneciese a una empresa que aun por encima manejase información confidencial o personal.

Lo que la gente no entiende es que el software es un ente vivo, en continua evolución. No existe el programa perfecto. Solo un  programa del que no se conocen sus vulnerabilidades.  Para eso sirven las actualizaciones de seguridad. Para corregir los errores que afectan gravemente a la seguridad ¿Por qué ahora son peligrosos y antes no? Porque antes no se conocían.

Podría explicarlo mejor, pero no trabajo para Microsoft. Así que expondré posibles soluciones para no quedarse obsoleto (El orden no significa ninguna preferencia):

1) Instalar un nuevo Windows (Si tu pc lo permite). Si nunca saliste del Xp no te recomiendo el Windows 8. Sería un cambio demasiado brusco. Es un híbrido que intenta fusionar (muy mal en mi opinión) un sistema operativo tradicional con uno táctil. También existen programas que crean un menú muy semejante al clásico de toda la vida, evitando el uso del nuevo panel de inicio.
Otra opción es el Windows 7. Sería mi recomendación para esos adictos al Xp. Sería el cambio menos brusco. Aunque se pueda instalar y usar no recomendaría su uso en equipos con una memoria ram inferior a 2 GB.

2) Probar software libre. Si tu empresa no pasa por un buen momento y te parece imposible, con la que está cayendo, hacer frente al precio de las licencias de los nuevos Windows, la solución puede pasar por probar Linux. Si lo único que utilizáis, es el paquete ofimático o una aplicación web, el cambio puede que no sea tan brusco. Hoy en día existen distribuciones de Linux con un entorno muy intuitivo.

3) Sigue con el Xp. Me explico…. A lo mejor tienes eso juegos instalados que te van de maravilla… o tienes ese Photoshop del año de la polca que controlas mejor que a la hija del vecino… Por esos o por cualquier otro motivo igual no quieres deshacerte de él…  Además, tu pc puede que sea una patata con procesador y exponerlo a un cambio de sistema puede provocar un divorcio de esa vieja máquina que te ha hecho disfrutar tanto. ¿Pero qué pasa si quiero navegar y sentirme segur@? Instala un Linux que cohabite con tu viejo XP. En un segundo disco o redimensionando la partición que tienes para el XP (Sino dispones de otra). Te recomendaría una distribución ligera si tienes un pc cutre. Si por lo contrario dispones de un maquinón… prueba y elige…. Para no armar un desastre del que te arrepientas, prueba las diferentes distribuciones de Linux que quieras ver en una máquina virtual como Virtual Box. Así no correrás el riesgo de formatear el XP que con tanto recelo guardas. Prueba y aprende.

Por último y por eso,  nada importante, recordarte que superarnos hoy implica bienestar para mañana. No te asustes por el cambio, prueba y equivócate ¿No consiste en eso la vida? Pues en el mundo de la informática también.